lunes, 18 de mayo de 2009

ADOLFO COUVE RIOSECO.


Adolfo Couve fue pintor y escritor, nació en Valparaíso en 1940 y Murió en Cartagena en 1998. Estudió en el Colegio San Ignacio y luego en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile, en donde fue discípulo de Pablo Burchard. Desde 1964 hizo clases en la Universidad de Chile, primero en el Taller de Pintura, luego de Historia del Arte para finalmente concentrase en las clases de Estética que dio hasta su muerte.



Además fue Profesor Asistente de Augusto Eguiluz y Profesor de la Escuela de Arte de la Universidad Católica de Chile.
Grande fue la relación de su actividad entre la pintura y la novela. Aunque fue esta última la que dio sentido a su arte según su propia opinión.

“el arte es cosa mental..” repetía exigiendo respeto y reverencia a las palabras de Leonardo.



A pesar del reconocido talento plástico del artista, desde 1971 hasta 1983, abandonó la pintura para dedicarse a la literatura y transformarse en escritor. A partir de 1983 retomó nuevamente la pintura, pero sin dejar de lado las letras, de modo que desarrolló ambas actividades.

“Es bastante feo salir con el paisaje a la edad mía, sentarme en el rompeolas a pintar, después volvería a tomar té y estaría con la sensación del deber cumplido… pero no, es feo todo eso” Adolfo Couve, Entrevista con Cristian Warnken



Los últimos 12 años de su vida los vivió en Cartagena, uno de los lugares que más amaba el artista y que fueron la inspiración de sus últimas telas y textos.
"..no sé por qué me fui a Cartagena,.... Me quería ir de Chile. Pero me fui de Chile en realidad, porque yo encuentro a Cartagena distinto a Chile. Como no había plata ahí, no lo habían destruido todo, no habían convertido las cosas en otras cosas. Había techos con árboles encima, había caminos de ripio. Había recuerdos de infancia, es un lugar que uno ha vivido ya antes ...por eso vivo ahí... Es duro, claro, yo tengo un camino de tierra fuera de mi casa y hay vacas esperando; cuando voy a hacer clases a Santiago me encuentro dos vacas sentadas. Cartagena es un lugar marginal de verdad. Muchos escritores hablan de la marginalidad, pero yo vivo la marginalidad. "

Como escritor perteneció a la Generación del 68 junto a Skármeta y Carlos Cerda, entre otros.
En el área de la literatura publicó los siguientes títulos: Alamiro (1965); En los desordenes de junio (1974); El Picadero (1974); Tren de cuerda (1976); La Lección de pintura (1979); El Pasaje (1989); La copia de yeso (1989); El cumpleaños del Sr. Belande (1991); Balneario (1993); La comedia del arte (1995); Cuarteto de infancia (1997);Cuando pienso en mi falta de cabeza (La segunda comedia) (1998).




“A los 15 años, mi papá me pilló pintando un retrato con pasta de dientes y de zapatos. Entonces me regaló una caja de óleos, con la condición de que la pintura sólo fuera mi hobby. O sea, esa caja me la regaló para que yo no fuera pintor”, relató alguna vez.

Adolfo Couve fue considerado un artista solitario y excéntrico, afectado por agudas crisis de angustia que provocaron su temprana y trágica muerte: se suicidó a los 57 años, en Cartagena, lugar donde se había recluido para escribir desde 1984.


Extracto editado de una entrevista emitida por el canal ARTV:

-¿No le has temido al fracaso?-No, porque es difícil que yo fracase, y lo digo con humildad, porque uno sabe cuando las cosas están bien hechas. El fracaso es la ansiedad, es apurarse, es cumplir demasiado con el editor.
-¿Cuándo aparecen en tu obra los arquetipos?-Un día me cayó este regalo, el de la "Comedia del Arte", que es realmente un arquetipo, un libro que yo considero muy importante para la literatura chilena. Creo que soy el único escritor que ha abordado un arquetipo de esa manera, y ese mérito me queda grande a mí, no lo estoy diciendo como autor...

-¿Te interesa la poesía?-Yo no soy poeta y es lo que me gustaría haber sido, porque es lo más grande que hay. Es la musicalidad más grande que hay, es el contacto más grande con el misterio. Me encantan Eliot, Pound... Me fascina cómo Eliot, por ejemplo, mete el discurso cotidiano con los retazos de historia y cómo hace eso verídico. Yo me acerco con mi prosa lo que más puedo, y quiero llegar lo más cerca que sea posible de la poesía... me gustaría arrimarme a ella.

2 comentarios:

  1. Gracias por la breve reseña presentada del artista, hasta hace dos días, desconocido para mí. Me llamó la atención la expresión "El litoral de los poetas". de ellos, dos desconocidos: Jonás y Couvé. El Tabo me los presentó, en una humilde placita el primero, en un pequeño letrero el segundo. Suficiente para despertar mi curiosidad. De cualquier modo, gracias...la cultura y el arte llegan, a veces, por caminos pequeños, que son sólo una huella, pero que el caminar de los que deambulamos por la vida, podemos hacer grandes avenidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí por darte el tiempo de dejar este importante mensaje, el que hará reactivar este blog lo antes posible, pues ya lleva demasiado dormitando y aun hay muchas cosas que se pueden aportar, cariños PAULINA.

      Eliminar

Qué te ha parecido?